EL CARDENAL CISNEROS

¿Quién fue el Cardenal Cisneros?: El Cardenal Cisneros fue un importante personaje en la historia de España que vivió entre 1436 y 1517, entre el final de la Edad Media y el inicio de la Edad Moderna, período que comienza después del Descubrimiento de América, en 1492.

¿Cómo se llamaba?: El que después pasaría a la historia como Cardenal Cisneros fue bautizado como Gonzalo Ximénez de Cisneros, aunque, ya de mayor, él mismo decidió cambiar su nombre por el de Francisco, en homenaje a San Francisco de Asís, el fundador de la orden de los monjes franciscanos de la que se hizo miembro.

¿Dónde y cuándo nació?: Nació en 1436, en Torrelaguna, un pueblo de la actual comunidad de Madrid, situado al pie de la Somosierra, que es una zona de montañas en la que colindan (tienen límites comunes) la comunidad madrileña y las provincias de Guadalajara y Segovia. Curiosamente, en ese mismo pueblo vivió San Isidro, el patrón de los agricultores, cuatrocientos años antes de nacer Cisneros.

¿Qué estudió y dónde?: Primeros estudios en Cuéllar, Roa y siguió formándose en la Antigua Universidad Medieval de Alcalá de Henares. Después estudió Filosofía, Teología y Derecho en Salamanca, de los que cursó estudios superiores y se graduó. Se ordenó sacerdote en Roma y trabaja como abogado en Italia hasta 1465, fecha en la que regresa a España

¿Cuáles fueron los principales acontecimientos de su vida?: A pesar de que el Papa Paulo II había nombrado a Gonzalo Ximénez de Cisneros Arcipreste de Uceda, el poderoso e influyente Cardenal Carrillo otorgó este cargo a un familiar suyo. Cisneros reclamó el cargo enfrentándose con Carrillo y como consecuencia fue encarcelado durante varios años en Uceda y posteriormente en Santorcaz. Tras su liberación, decidió trasladarse a Sigüenza, ya a partir de 1477, donde ocupa el cargo de Capellán Mayor de la Catedral. Pasaría después a ser Vicario General de Sigüenza, colaborando también en el Colegio Grande de San Antonio Portaceli, transformado hasta 1824 en la Universidad de Sigüenza.

Se hizo monje franciscano, cambiando su nombre por el de Francisco y pasando una gran etapa de su vida en conventos como el de la Salceda, situado en un bosque entre las poblaciones de Tendilla y Peñalver (provincia de Guadalajara). Alli vivió como ermitaño, dedicado a la oración. Con escasos alimentos y durmiendo en un humilde habitáculo, medio cueva y medio choza.

Isabel La Católica, después de la conquista de Granada en 1492 buscó un confesor, tratando de que se distinguiera por su “austeridad y desprendimiento de las cosas humanas” (así lo cuenta el cronista Pedro Martín de Anglería) y siendo el Cardenal Mendoza quien influyó en que esta competencia fuera otorgada a Cisneros.

A pesar de que no deseaba ostentar cargos, lo aceptó por obediencia al Papa y fue nombrado Arzobispo de Toledo en 1495 tras la muerte de su protector, el Cardenal Mendoza (anterior Arzobispo).

Fundador de la Universidad de Alcalá en 1499, cuando el importante siglo XV está a punto de concluir, Cisneros funda el Colegio de San Ildefonso, que sería el origen de la Universidad de Alcalá, cuyo primer curso académico se inició en 1508. Cinco siglos después, en 1998, la UNESCO (que es la organización de las Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura), concedió a esta Universidad fundada por Cisneros el importante título de “Patrimonio de la Humanidad”.

A partir de 1500, promovió el envío de misioneros a América (entonces se le llamaba “Indias”) para evangelizar el “Nuevo Mundo”. Envió misioneros de su propia orden franciscana, también lo hizo de otras, especialmente de los jerónimos.

Regente de Castilla en dos ocasiones tras morir la reina Isabel en 1504 y, dos años después, el rey Felipe “el Hermoso”, heredero del reino de Castilla al ser el esposo de la reina Juana, la hija mayor de los Reyes Católicos, Cisneros presidió durante un tiempo y por dos ocasiones el Consejo de Regencia de Castilla. Los regentes son las personas que sustituyen a los reyes provisionalmente al frente de un reino, cuando éstos mueren o por cualquier otra circunstancia que les impida reinar. Tras la muerte de Fernando de Aragón en 1516, viudo de la reina católica Isabel, Cisneros volvió a presidir, por segunda vez, el Consejo de Regencia de Castilla.

Fue nombrado Cardenal En 1507. Los Cardenales son los más directos colaboradores del Papa y quienes, cuando éste muere, eligen a su sucesor, que, generalmente, es uno de ellos. Por tanto, se trata del cargo más importante al que puede acceder un sacerdote, solo por debajo del de Papa.

Impulsor y financiador de la “Biblia Políglota” Una de las más importantes aportaciones que hizo durante su vida el Cardenal Cisneros fue el encargo de la elaboración e impresión de la llamada “Biblia Políglota Complutense”, que fue la primera edición impresa de una Biblia completa en varias lenguas (hebreo, griego, latín y arameo).

Cisneros muere en 1517 Como hemos visto, tras una larga e intensa vida y una importante y prolífica obra, el Cardenal Francisco Ximénez de Cisneros fallece en Roa (Burgos) el 8 de noviembre de 1517, superando los 80 años de edad, muy avanzada para aquella época en que las expectativas de vida de una persona al nacer eran de la mitad de tiempo que vivió el austero monje que llegó a ser regente del reino de Castilla y un gran Cardenal.

 

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close